¿Conoces estas 7 tradiciones y costumbres de Australia?

¿Quieres aprender a organizar tu viaje como un profesional?
¡Descarga nuestra guía! >

Aterrizar en Australia puede suponer un choque cultural, así de primeras. Te hablan y no entiendes ni pío (ni aunque hables inglés), te dan potingues muy raros para desayunar, todo el mundo sonríe y reina un ambiente relajado… Algo pasa.  

Pues pasa que has llegado al país de los Aussies y hay toda una serie de costumbres y tradiciones australianas, más locas y menos locas, que hasta a un viajero bien experimentado le pueden resultar extrañas. Pero acabas cayendo sin remedio, en todas y cada una de ellas.

Aquí te traemos nuestras siete favoritas.

¿Sabes cuando echas la cantidad justa e ideal de sal o de cebolla a una receta, o cuando la haces con todo tu cariño, y te sale perfecta? Pues mira, justo eso es un Aussie, la cantidad justa e ideal de sal y cebolla 😜 

Así es, son la mezcla perfecta. Así como quien no quiere la cosa, con su estilo relajado e informal, se han llevado lo mejor de los países anglosajones (son muy educados y considerados) y han dejado lo más estricto y negativo atrás (son muuuuucho más cercanos).

La amabilidad y hospitalidad de los australianos es una de las primeras cosas en las que reparas cuando llegas al país. Nunca dudarán a la hora de acompañarte o enseñarte algún sitio y se esforzarán siempre por entenderte y hacerse entender, aunque todavía no domines mucho el inglés.

Todo se hace antes

Pero no un poquito, sino muuuucho antes. Todo en Australia empieza muy temprano. Y claro, o te pones las pilas o te quedas sin comer. La comida al mediodía suele ser entre las 12 y las 13h, y la cena, que en Australia es la comida más copiosa, es entre las 18h y las 19h. Vamos, la hora en la que te meriendas tu chocolate con churros en España.

Al principio todo te da vueltas (claro, estás del revés), pero pronto empiezas a disfrutar de amaneceres brutales y a darte cuenta de que tu reloj biológico ya se ha acostumbrado, sin que tú hayas tenido que hacer demasiado esfuerzo. 

Y si eres un animal nocturno y ni a la de tres, allá tú porque… tachán tachán, ¡¡en Australia no hay persianas!! Good luck, mate! 

Descalzos a todas partes

Esta, sin duda, es la costumbre que más disfrutamos. ¡Uau! No hay sensación que nos guste más.

Así es, es exagerado decir que van así a todas partes, pero los australianos a veces no usan zapatos. Punto. Entran a una cafetería, por ejemplo, a pedirse un delicioso café y lo hacen sin zapatos. Así, como si no fuera gran cosa. Nos encanta. Salen de casa y cierran la puerta completamente descalzos, sin pensárselo dos veces, ¡qué maravilla!

Más que en grandes ciudades, que también lo hemos visto, ocurre sobre todo en pueblos pequeños y costeros y es una delicia. En algunas zonas más rurales y remotas, así como en muchas islas, los estudiantes a menudo van a la escuela descalzos.

La naturaleza viene primero. Siempre

Los australianos son extremadamente respetuosos y protectores con la naturaleza. Es una herencia de las tradiciones de los aborígenes australianos y nos parece fabulosa.

Estás tan tranquil@ en tu baño y ves una araña o una cucaracha… ¿Reacción? ¡Ejem! Aquí nada de escobas o te mirarán fatal (sí, estará todo el mundo mirándote fijamente aunque estés en el baño). Cógela con un recipiente y llévala fuera, y que su tamaño no te eche para atrás. Ahí, con un par. Los bichos españoles son unos aficionados.

Barbacoas hoy, mañana y toda la semana

¡Yay! Otra de nuestras costumbres australianas favoritas: las barbacoas.

¿Es tu cumple? Barbacoa! ¿Es el mío? ¡Pues también! ¿Es fiesta nacional? Hombreee, entonces ya sí que es un pecado no hacerla. ¿Eres vegetariano? ¡TE VAS A ENTERAR de lo que es una buena barbie de verduras! Para chuparse los dedos con detenimiento, uno a uno.

Solo queda preguntar: ¿en tu casa o en la mía? ¡Pues como si quieres en el parque! Por toda Australia hay lugares públicos donde puedes hacerlas.

Las Tim Tams

Todo un proceso. ¡¡No cometas el error de pensar que son simples galletas de chocolate!! Cuando podamos echarle un guante a un paquete nos marcaremos un buen un vídeo tutorial, de momento, tendrás que conformarte con este instruccional:

  1. Muerde las esquinas opuestas de la galleta.
  2. Sumerge uno de esos extremos en la bebida (normalmente leche caliente con chocolate también).
  3. Succiona la leche a través de la galleta como si la Tim Tan fuera una pajita.
  4. La parte interior crujiente se irá ablandando y la capa exterior de chocolate empezará a derretirse.
  5. Cómete la galleta como si no hubiese mañana. La explosión de sabor será inigualable.

Practicar deporte al aire libre

Tooooodo el mundo (o, por lo menos, eso parece) practica deporte en Aussie. ¡Y de todo tipo, además! Esta pasión puede atribuirse, entre otras cosas, a un clima cálido que anima a salir al aire libre y mantenerse activo. 

La práctica social del deporte se está volviendo cada vez más popular entre las generaciones más jóvenes, y los niños empiezan a practicarlos y entrenar ya en edad de preescolar.

Dejémoslo en que es una más que necesaria costumbre para compensar todas esas barbacoas 😜.

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario